viernes, 11 de septiembre de 2009

Vuelta nº 74.

Me sentí adulta de un momento para el otro. Con la madurez necesaria para remar el asunto. Totalmente tranquila y satisfecha con mi actuación. No era una bola de nervios, no rompí en llanto, no me tiré encima como pensé que haría. Y lo mejor, me encantó que así haya sido. Dije todo lo que quería y necesitaba decir. Incluso eso que creí que no me iba salir. Fui totalmente consciente de cada palabra que pronuncié, de cada acción que realicé.

Impecable.

5 comentarios:

Eduardo Machicote dijo...

Muy buena onda tu blog. Caí de casualidad y me resultaron muy interesantes muchas de las cosas que leí. Mi blog es un poco más aburrido, pero si querés pasate (www.portalprensa.blogspot.com).

M dijo...

Que suerte que pusidte actuar asi
Aca todo igual, como siempre ^^
un besote

matilde dijo...

bravo! besooo mati

El Vocero dijo...

A veces la vida real es teatro y viceversa.

Beso

【73】★NEGROIDE★【73】 dijo...

¿Diste mi mensaje a esa persona?