martes, 1 de septiembre de 2009

Vuelta nº 65.

Absolutamente siempre que me subo a un colectivo, busco sentarme a la izquierda, en uno de los asientos dobles, del lado de la ventanilla.
Debe ser porque mirando el afuera me desconecto totalmente, y espero que de la nada en el asiento vacío al lado mío, se materialice ESA persona que me cambie la vida.

Mi mamá dice que es porque soy zurda, que pasa por una cuestion de motricidad... pero a mi que no me joda... es porque me siento extremadamente sola y de repente necesito compañía, así sea la de un extraño, y sólo por 20 cuadras.

6 comentarios:

El Vocero dijo...

No se desconecte demasiado con el afuera, quizás ESA persona este allí...

Sigo tus pasos, como siempre.

Gran beso

Carlos dijo...

A mi me gusta el asiento de fuera,el de dentro me hace sentir inseguro.

Ignacio Reiva dijo...

Sería maravilloso. Un gran beso.

verona dijo...

quedate tranqui, que ya va a llegar.

Anónimo dijo...

Ah bueno.......... lo único que falta ahora tambien en la web.

Saludos

Pablo Vázquez

M dijo...

yo me pongo en el derecho y apoyo la cabeza contra la ventanilla, que a veces rebota tanto que me deja noqueada, pero me tranquiliza. Y siempre espero que alguien agradable se siente al lado mio
un besote !