miércoles, 26 de agosto de 2009

Vuelta nº 59.

Romper el cascarón.
Sacarme la coraza.
Despojarme al fin de la armadura.
Y mostrarme como soy.
La loca que disfruta las cosas simples.
La que vive cada instante con sensibilidad extrema.
La persona vulnerable que me niego rotundamente a dejar ver.
Que no me juzguen. Que no lo hagan sin conocerme.
Que me quieran. Como soy. Sin cascarones, corazas o armaduras.
Que me quieran.

5 comentarios:

Ignacio Reiva dijo...

Quien no te acepta como sos, jamás podrá quererte, aunque jure que sí. Un gran beso.

Sofi, dijo...

muy linfa foto , y hermoso texto..!

Carlos dijo...

Lo primero es mostrarnos como somos,después podremos saber si realmente los demás nos aprecian o no..

M dijo...

Nunca me senti tan identificada con algo. Y no es raro que lo hayas escrito vos :)
un besote enorme !

El Vocero dijo...

Desnudez del alma.

Beso